Menorca

Este verano grabé esta boda maravillosa en la no menos maravillosa Isla Balear de Menorca. Ciutadella es una ciudad sencillamente deliciosa. Y allí entre sus callejuelas, sus calas, en la Catedral y después en una finca rural Marta y Ángel celebraron su boda. Siempre digo que es muy fácil grabar una boda cuando la pareja está enamorada y en este caso ha sido una de las bodas más sencillas de grabar en toda mi carrera. Pero es que además me han acogido como a una amigo de la familia y eso se agradece, se agradece mucho. Este video es el resumen de una jornada y media de dura grabación y unas cuantas más de edición. Además me he dado el gustazo de hacer esta boda yo solo y la verdad es que no puedo estar más orgulloso del resultado. Se puede obtener un gran resultado sin la necesidad de cuatro cámaras de video o puesto de otra manera: Se puede tener un buen video con un presupuesto ajustado. No me queda más que deciros que lo disfrutéis. Nos vemos en 2015!